Nuevo ingeniero de proyectos en Endress+Hauser Chile

Nuevo ingeniero de proyectos en Endress+Hauser Chile

Con 12 años de experiencia laboral en Venezuela y Chile, Antonio Córdova, llega al área de Proyectos de la compañía con el desafío de ser un puente entre los clientes y toda la cadena de negocio de Endress+Hauser.

Su experiencia trabajando en terreno, tanto en procesos de puesta en marcha como de mantenimiento, le permitió al ingeniero Antonio Córdova adquirir conocimientos claves para satisfacer, de principio a fin, las demandas de los clientes. Proveniente del área de Servicios de Endress+Hauser, hoy asume nuevos desafíos como ingeniero de proyectos de la misma compañía.

Antonio Córdova es ingeniero electrónico titulado de la Unexpo de Venezuela. En 2018 homologó su carrera en la Universidad de Chile. Tiene estudios de Administración y Dirección de Proyectos de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Cuenta con 12 años de experiencia profesional. En Venezuela trabajó en empresas como C.V.G. Bauxilum, donde ejerció como ingeniero de sistema de control, planificando, ejecutando y garantizando el normal funcionamiento de equipos, y en Invensys System (hoy Schneider Electric), como ingeniero de servicios y proyectos.

En 2015 llegó a Chile, donde primeramente se desempeñó como encargado del área de servicio técnico en la empresa de soluciones para el tratamiento de agua Ecopreneur Chile. En 2017 se integró a Endress+Hauser, asumiendo el cargo de ingeniero de servicios.

“El trabajo en terreno es una gran escuela. Es una etapa crucial en la que estamos en contacto directo con el cliente, conociendo sus preocupaciones, dudas, lo que busca y en base a eso orientamos nuestro trabajo a satisfacer sus necesidades. Esta experiencia como ingeniero de servicios, que es un trabajo netamente de ejecución, me permitió formarme y potenciar habilidades para hoy estar preparado para asumir el desafío como ingeniero de proyectos, que es una labor principalmente de gestión de procesos”, explica.

No solo el trabajo de ejecución en planta ha sido una gran escuela para Antonio Córdova, sino también los casi cinco años que lleva trabajando para Endress+Hauser. “He sido afortunado al encontrarme con un agradable ambiente laboral, con compañeros de alto valor y perfil profesional, con quienes compartimos conocimientos técnico y nos superamos en conjunto. La red de apoyo interna que existe es fundamental para traspasarles una grata experiencia de negocio a los clientes”, asegura.

Hoy, sus desafíos están concentrados en la capacidad de gestión: “Debo manejar varias actividades y procesos, desde el inicio hasta el final de la cadena de negocio, acompañando al cliente y garantizando que encuentre en nosotros las soluciones que faciliten las operaciones de su compañía”.