Avances y oportunidades en la incorporación de más mujeres en minería

Por Sofía Arrigoni Quintela, Directora de Aprimin, Gerente General de Proindar y Arrigoni Ambiental.
Mujeres Empresarias y la Dirección de Estudios Sociales de la Universidad Católica acaban de lanzar la séptima versión del Ranking IMAD (Índice de Mujeres en Alta Dirección) correspondiente al año 2023, el cual otorga puntaje considerando la proporción de mujeres en puestos ejecutivos, cargos en directorio y porcentaje de trabajadoras respecto del total de empleados de la empresa. Si bien la tendencia de la presencia femenina va al alza, se ve un estancamiento en los últimos 2 años. Por otra parte, aún existe un grupo de empresas que se mantienen sin presencia femenina en sus directorios (18%) y en la primera línea de ejecutivos principales (18%).

Según un estudio presentado por MC Equidad en el Seminario de Sostenibilidad ESG Aprimin, la participación femenina en el sector minero pasó de un 7,1% en 2011 a un 15,2% en 2023. La tendencia es al alza, pero existe una clara oportunidad, en un sector tradicionalmente vinculado a los hombres.

Por otra parte, según un estudio de Cochilco publicado el 2022, el 64% de las mujeres que trabajan en el sector minero son menores de 40 años (este porcentaje es sólo 38% en el caso de los hombres) y mayoritariamente (41%) tienen entre uno y cinco años de antigüedad. Por lo tanto, lo anterior es evidencia del ingreso de mujeres al mercado laboral desde una edad temprana o que ya se están empezando a consolidar laboralmente.

Una incidencia importante es que el mayor porcentaje de mujeres en el sector minero estudió carreras técnicas, con el 18,7%, una cifra no menor considerando la demanda que concentra el sector por personas con este tipo de formación. Esto es, trabajadores que ingresen pronto al mercado laboral para realizar labores específicas y técnicas. Esto no impide que se incremente, paralelamente, el número de mujeres en cargos directivos y profesionales.

Hay más noticias auspiciosas. Esteban Leyton, director del programa Elige Crecer de Fundación Chile, destacó esta semana en el diario Las Últimas Noticias la participación de las mujeres en sus programas de capacitaciones en el área minera. De 3.000 egresados, más de 1.500 son mujeres.

Otro dato para destacar es que la brecha salarial en la minería no es tan abismante como en otros sectores productivos. En las actividades profesionales, técnicas y científicas, financieras y de seguros, la brecha supera el 20% mientras que en minería llega al 9%. Esto significa que las mujeres, en la minería, perciben salarios un 9% más bajos que los hombres. Una cifra que no es para quedarse tranquilos, pero que revela un avance hacia la equidad de género del sector.

Por último, hay una norma que ya tiene años de existencia, se trata de la 3262: sistema de gestión de igualdad de género y conciliación de la vida laboral, familiar y personal aplicable a todo tipo de organizaciones laborales públicas o privadas. Hoy hay 100 organizaciones certificadas: 90% privadas y 10% públicas. La Asociación de Proveedores Industriales para la Minería, Aprimin, justamente publicó una lista de 10 medidas orientadas a promover la participación femenina en la industria minera. Y una de ellas es la difusión y promoción de esta norma.

En conclusión, el sector minero va avanzando en la inclusión de más mujeres en la industria. Hay cifras positivas, pero nos queda camino por recorrer.