Nuevo estudio revela que la IA generativa es la principal inversión en tecnología para los fabricantes, y que el 94% espera mantener o ampliar su personal

El informe sobre la situación global de la fabricación inteligente dio cuenta del impacto de las tecnologías emergentes para abordar los desafíos del personal, la calidad, la ciberseguridad y sostenibilidad.

Rockwell Automation, Inc. (NYSE: ROK), la mayor empresa del mundo dedicada a la automatización industrial y la transformación digital, anunció hoy los resultados del 9º “Informe anual sobre la situación de la fabricación inteligente”. El estudio, realizado a nivel mundial, encuestó a más de 1.500 fabricantes de 17 de los países que están a la cabeza en esta área.

Dentro de las novedades de este informe destaca que, este año, se evidencia un gran interés en aprovechar tecnologías nuevas y emergentes, con el objetivo de aumentar la resiliencia, mejorar la calidad, maximizar el potencial del personal y lograr un crecimiento sostenible. 

“Un personal calificado es la piedra angular de toda operación de fabricación exitosa, pero atraer, gestionar y retener a los trabajadores está demostrando ser un desafío continuo”, expresó Cyril Perducat, vicepresidente senior y director de tecnología de Rockwell Automation. “La encuesta reveló que la tecnología por sí sola no es la respuesta. Para seguir siendo competitivos, los fabricantes deben lograr que su personal adopte nuevas tecnologías como parte fundamental de su cultura organizacional en evolución, creando una integración entre tecnología y trabajador que impulse la empresa”, agregó.

Principales hallazgos globales del artículo:

  • La IA se considera la principal capacidad que los fabricantes creen que impulsará los mayores resultados empresariales. El 83% de los fabricantes espera utilizar la IA generativa (GenAI) en sus operaciones en 2024.
  • El 95% de los fabricantes ya está usando o evaluando tecnología de fabricación inteligente, frente al 84% en 2023.
  • El 94% de los fabricantes tiene previsto mantener o aumentar su personal debido a la adopción de la tecnología de fabricación inteligente y consideran muy importante redistribuir a los trabajadores en roles nuevos o diferentes y/o contratar a más trabajadores.
  • La gestión del cambio es el principal obstáculo relacionado con el personal para los fabricantes en 2024.
  • Por primera vez, la ciberseguridad aparece como uno de los cinco principales riesgos externos para los fabricantes en 2024, ocupando el tercer lugar en general.
  • La gestión energética es el factor más importante para los programas de sostenibilidad/ESG de los fabricantes.

En este contexto, desde la compañía aseguran que los fabricantes seguirán enfrentándose a un importante desafío: combinar personas, procesos y tecnología para impulsar el crecimiento y la resiliencia a largo plazo. Según el informe, alrededor de un tercio de los líderes de fabricación comentan que “combinar la tecnología y el talento con las necesidades de la empresa” y “gestionar eficazmente las personas y los recursos” son los mayores obstáculos a los que se enfrentan sus organizaciones durante el próximo año. 

“En Rockwell, la combinación de nuestros profundos conocimientos acerca de la industria con nuestro excepcional PartnerNetwork™ nos sitúa en una posición óptima para asesorar y orientar a los principales fabricantes globales. Al ser la empresa más importante dedicada exclusivamente a la automatización industrial y la transformación digital, nos esforzamos por ayudar a que las compañías hagan realidad la promesa y el valor de su transformación digital, sin importar en qué punto de su viaje se encuentren”, puntualizó Perducat.

Para mayor información puede consultar todas las conclusiones del informe aquí.

Metodología

Este documento analizó las opiniones de 1.567 encuestados de 17 de los países más relevantes en el área de fabricación, abarcando desde gerentes hasta ejecutivos de primer nivel. Se llevó a cabo en asociación con Rockwell Automation y Sapio Research, contemplando diversos sectores industriales, entre los que se incluyen los de bienes de consumo envasados, alimentos y bebidas, automotriz, semiconductores, energía, ciencias biológicas y otros. Con una distribución equilibrada de tamaños de empresas con ingresos que oscilan entre 100 millones USD y más de US$30.000 millones, ofrece una amplia gama de perspectivas empresariales de fabricación.