En Automation Fair analizan el papel de la automatización y transformación digital para alcanzar las cero emisiones

En Automation Fair analizan el papel de la automatización y transformación digital para alcanzar las cero emisiones

En un mundo impactado por el cambio climático se hace necesario analizar las estrategias y tecnologías que los sectores industriales están implementando para construir un futuro circular con bajas emisiones de carbono. Esta fue una de las ideas que marcó la tercera jornada de Automation Fair®, el evento más importante y emblemático de la automatización industrial a nivel mundial organizado por Rockwell Automation y que finalizó ayer 17 de noviembre.

Desde que en 2015 se firmó el Acuerdo Climático de París, muchas empresas han redoblado sus esfuerzos para hacer frente al cambio climático, la mayor amenaza de los últimos tiempos. Ante ello el número de compañías que -al 2050- buscan reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a cero ha aumentado vertiginosamente en los últimos años.

¿Pero qué se necesita para alcanzar esta meta? En la tercera jornada de Automation Fair®, el evento más importante y emblemático de la automatización industrial a nivel mundial organizado por Rockwell Automation y que finalizó ayer 17 de noviembre, se realizó el “Foro de Sostenibilidad” en el cual se analizaron las estrategias y tecnologías que los sectores industriales están implementando para construir un futuro circular con bajas emisiones de carbono.

El concepto clave que marcó el encuentro fue cómo la transformación digital está aportando a la sostenibilidad en todas las etapas de la cadena productiva con información de valor desde la materia prima hasta el producto final. Como complemento de este planteamiento, se puso énfasis en la relevancia de la automatización como vehículo que posibilita ver la huella de cada producto en cada etapa de la producción, es decir, si la energía eléctrica que se consume en un proceso productivo determinado proviene de alguna fuente de generación limpia o ERNC.

En esta línea, el gerente de Automatización y Energía de SQM, Gerson Salas, reafirmó durante su presentación la realidad de que hoy la automatización permite medir y controlar las distintas etapas de la cadena de producción con el objetivo de lograr un uso eficiente de los recursos.

“Los datos permiten gestionar y también realizar trazabilidad de las distintas etapas de la eficiencia a la cual se desea apuntar con foco en la optimización de los procesos y disminución de los factores de consumo. Pero particularmente el aspecto que nos diferencia como compañía es que el desarrollo tecnológico de todos nuestros procesos está orientado a buscar nuevos vectores energéticos, tales como el hidrógeno verde y el desarrollo de distintas matrices de energía termosolar para el calentamiento de nuestras soluciones, lo que nos permite transitar desde el uso de combustibles fósiles hacia fuentes de energías más limpias”, dijo el ejecutivo. 

Compartiendo este punto de vista, Fred Cudlow, gerente general de Kezzler, destacó que el propósito de la compañía se basa en crear identidades únicas para cada producto y recolectar datos desde la cadena de valor al consumo para asegurar la trazabilidad y así impactar en la sustentabilidad.

“Es importante dar a conocer el origen y huella de cada producto individual en su etiqueta, junto con tener datos que permitan calcular la huella de carbono y evitar estimaciones”, señaló en el marco del evento. El ejecutivo también planteó la necesidad de fomentar la reducción del consumo de plástico con reutilización. En su opinión, el proceso de retorno de botellas está arraigado desde hace años en América Latina.

“Es importante contar con una identidad única del envase desde la materia prima al supermercado, para luego poder calcular en el futuro su impacto en el medio ambiente y así informar al consumidor”, precisó Cudlow.

Así, con esta última actividad culminó la 31ª edición de Automation Fair®, reafirmando su prestigio como una de las instancias más importantes a nivel mundial para explorar las posibilidades del futuro, además de generar mayor valor a partir del equilibrio del paradigma clásico de personas, procesos y tecnología.