Finning a través de Fondo Concursable “Manos a la Obra” apoya a Fundación Mundo Down en Antofagasta

Una de las estrategias para contribuir al desarrollo sostenible de las regiones donde Finning opera es precisamente permitir que sus empleados postulen proyectos que vayan en directo beneficio de la comunidad en que habitan y (o) trabajan. Las iniciativas que resultan ganadoras son financiadas por la empresa y se llevan a cabo con la colaboración de los trabajadores voluntarios de Finning y sus familias, quienes también se involucran con entusiasmo en esta tarea.

Este año uno de los proyectos ganadores ha sido el que irá en beneficio de la Fundación Mundo Down, en la que los trabajadores voluntarios de Finning realizarán reparaciones de seguridad en infraestructura y habilitarán zonas verdes e implementación de una sala kinésica.

La Fundación Mundo Down nació este año 2019 para brindar apoyo y educación a niños con este síndrome y se trata de una iniciativa de Giovani Rojas y Jeliza Yutronic, padres de un adolescente con esta enfermedad, los que la crearon al no encontrar una institución que pudiera otorgarle la atención especializada que su hijo requería.

Allí hoy asisten 17 alumnos al establecimiento que cuenta con tres profesionales altamente capacitados constituyendo un soporte para las familias, niños y jóvenes con este trastorno, lo que les permitirá, sin duda, una mayor integración en la sociedad.

La Coordinadora Pedagógica y Kinesióloga de la Fundación Mundo Down, Josefa Castro, junto con agradecer a Finning su valioso aporte, recordó que anualmente en nuestro país nacen 20 mil niños con Síndrome de Down. “Las terapias kinesiológicas los acompañan desde su nacimiento, por lo que es fundamental entregar sesiones con buena implementación y tecnología. Con este aporte podemos materializar nuestro sueño y seguir creciendo como institución para ayudar a más niños y niñas de nuestra región”

En la ceremonia de entrega de este aporte, en nombre de Finning participaron Matías Valdés, Gerente Sucursal Antofagasta, junto a parte de los voluntarios: Carlos Leiton, Inspector Cores Menores, y Víctor Daza, Supervisor de Componente.